Tenis en el Resto del Mundo: Brasil no Tênis

ACTUALIDAD DEL TENIS BRASILEÑO

Como todos sabemos, el tenis brasileño ha visto mejores días. Los apasionados deben echar de menos a Maria Esther Bueno, Thomaz Koch, Fernando Meligeni, Carlos Alberto Kirmayr y, finalmente, en mi opinión, a nuestro mayor ídolo Gustavo Kuerten, ex número 1° del mundo y tres veces campeón de Roland Garros.

Por desgracia no pudimos aprovechar el impulso de la “Era Guga”; para la creación y aparición de nuevos talentos. A modo de curiosidad, en Buenos Aires existen más estadios públicos que en todo Brasil. Por lo tanto, en Argentina el tenis no es un deporte de élite.

Sin embargo, Brasil tiene un talento natural para los deportes. Por lo tanto, a pesar de la falta de apoyo, todavía aparecen buenos nombres en el país, como es el caso de Thomaz Bellucci, entre los 100 mejores por más de 10 años consecutivos en la clasificación ATP y tiene la mejor posición en el número 21. También está Rogerio Dutra Silva, consiguiendo sus mejores resultados con 33 años; el tenista que viene progresando Thiago Monteiro, que es nuestra mayor esperanza a corto plazo; el ex top 70 João “Feijão”Souza y el gran Guilherme Clezar.

En dobles, no nos podemos quejar. En mi opinión, somos los mejores del mundo en esa modalidad con los campeones de Grand Slam, Bruno Soares y Marcelo Melo; el experimentado André Sá, en la mejor etapa de su carrera y el gaúcho Marcelo Demoliner que ha logrado excelentes resultados en la temporada. También podemos citar al talentoso Fabricio Neis que con un poco más de suerte y la correcta elección de los compañeros podría unirse a este selecto grupo a medio plazo.

En femenino, la paulista Bia Haddad Maia vive un gran momento y es nuestro mayor destaque. Confío que hasta la mitad de la temporada conseguirá ponerse entre las 100 mejores de la WTA, manteniéndose en esa posición por mucho tiempo. La ex top 50 Teliana Pereira, no pasa por un buen momento, pero es una atleta que debe ser respetada y que demostró de lo que es capaz. No descarto una transformación de la guerrera pernambucana. Paula Gonçalves de Campinas, también es otro buen nombre de nuestro tenis femenino que tiene estupendos y potentes golpes desde el fondo de la pista. Creo que con un poco más de regularidad puede llegar a las 100 superiores. También podemos citar a Laura Pigossi, Carolina Meligeni y Thaísa Pedretti entre otras atletas, a las que no debemos perder de vista. Esta última, en mi opinión, es nuestra mayor esperanza a largo plazo.

Entre los jóvenes menores de 21 años,  nuestro gran nombre sigue siendo el de Orlando Luz. El tenista de 19 años, nacido en Carazinho tiene un enorme potencial. Creo que con un mejor calendario, ya estaría en el rango superior de 200-250 y en un período máximo de 2 años se colocaría en la parte superior 100. A pesar de haber sufrido muchas críticas por parte de algunos aficionados y de los medios de comunicación, todavía tengo muchas esperanzas en este atleta. En este grupo de edad también destacan Igor Marcondes, Marcelo Zormann, João Menezes y Felipe Meligeni.

Entre los más jóvenes tenemos dos grandes nombres, en los que soy capaz de jugarme todas mis fichas. Gabriel Decamps y Thiago Wild son jugadores con un enorme potencial y pueden dar muchas alegrías al tenis brasileño. El tiempo dirá si estoy equivocado o no. Sin embargo, creo tener razón. Puedo mencionar también, Matheus Pucinelli que tiene una mentalidad increíble para su edad; Mateus Alves, João Lucas Reis y João Ferreira.

Esto es para que vean, que a pesar del poco apoyo, ¡cuántos nombres tenemos! De hecho, el brasileño tiene un talento nato, y yo estaría siendo injusto si no mencionara el nombre de los atletas que con un poco más de apoyo y recursos financieros, podrían estar muy bien colocados en el ranking como João Pedro Sorgi, Caio Zampieri, André Ghem, José Pereira, Daniel Dutra, Fabiano de Paula, entre otros.

|Social Media |
Brasil no Tênis

Web | Facebook | Instagram | Youtube

Esta nota se encuentra disponible en portugués [Próximamente en nuestra cuarta edición]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *