Espacio ETQNV | Entrevista a Taro Daniel

El tenis japonés cuenta actualmente con una de las mejores camadas -o la mejor- de su historia gracias a los jugadores que tienen la oportunidad de representarlo. Kei Nishikori, desde ya hace un tiempo asentado en el Top 10 del ranking mundial, es el fiel reflejo del buen trabajo que se está realizando. Pero también hay otros que están en un nivel ascendente y lo vienen demostrando como Yoshihito Nishioka y Taro Daniel, quien nació en Nueva York pero representa a Japón.

Daniel, campeón del Challenger de Tigre, primer torneo sobre cemento en la Argentina, tuvo la gentileza de charlar con Conexión Tenis Magazine sobre su infancia, su formación y la gran experiencia de participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

¿Qué significan para vos Japón, Estados Unidos y España?

Estados Unidos es el sitio donde nací. Mi padre radica en California. Nunca he vivido ahí pero me encanta porque voy todos los años, tengo mi familia más cercana. Japón es donde tengo más amigos, a mi novia y es un lugar más divertido. España es el lugar del tenis y me gusta para vivir.

¿Por qué decidiste representar a Japón?

Siempre me consideré más japonés que norteamericano y eso me llevó a inclinarme por ese país. En Japón había mucho más apoyo, todo era más fácil y me identifico mucho.

¿Cómo llegaste a la academia de David Ferrer?

Sinceramente no sé como mi padre encontró esa academia, ya que hace diez años Internet no era tan fuerte para realizar búsquedas. Hallamos este sitio en medio de un campo de arroz, donde entrenaban jugadores como Marat Safin, Igor Andreev y Dinara Safina, entre otros.

En lo que a economía se refiere, ¿cómo te manejaste en tus comienzos?

Hasta los 21, 22 años tenía muy poca ayuda, eran casi todos aportes de mis padres. Mis papás siempre me han apoyado, nunca me han dicho ‘si no consigues los objetivos ya no te vamos a apoyar’. Entonces nunca he tenido ese problema. Desde que jugué mi primera serie de Copa Davis las empresas japonesas posaron sus ojos en mí. Ahora me permite cubrir todos mis gastos y también ganar un poco de dinero.

¿Cómo es la hinchada japonesa?

Hay mucho fanatismo por el tenis. Cuando voy a jugar allá un torneo siempre hay muchísimas personas pidiéndome autógrafos. Hay gente que me hace camisetas y me da mucho apoyo. Me hacen sentir famoso, ja.  De repente, una persona viene hasta un Challenger en Italia a verme jugar. Es increíble.

▶️ Lee la nota completa en la cuarta edición [Próximamente]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *