Entrevista a Juan Ignacio Londero

El tenis no es el deporte que más le atrae en su vida, pero es lo que hoy lo hace vivir. Juan Ignacio Londero, de 23 años, está en la incesante lucha de asentarse en los torneos Challenger y de a poco ir metiéndose en los cuadros de algunos torneos ATP. Sin embargo, aún no encontró la regularidad necesaria para poder lograrlo.

¿Cómo fueron tus inicios en el tenis?
Empecé a jugar a los cuatro años en un club social de mi ciudad llamado
Jesús María. Allá practicábamos también fútbol, básquet y otros deportes, hasta que a los ocho años decidí enfocarme totalmente al tenis. Mi papá me llevaba y empecé a ser uno de los más
destacados de la clase.

¿Sufriste el cambio repentino de tener que mudarte de Córdoba a Buenos Aires?
Sinceramente me está costando más ahora que antes. Mis amigos son todos de allá y aunque me pongo en contacto todo el tiempo, casi todos los días, se extraña. Cuando voy de viaje me preguntan de todo: de los lugares, cuánta plata
se gasta y otras cosas. 

En el 2012 con 19 años lograste tu primer torneo Future. ¿Cómo fue esa experiencia?
Ya venía haciendo finales y me acuerdo que esa semana jugaba y no pensaba en nada. Gané buenos partidos. Cuando tengo la mente puesta en ir a ganar son muy pocas las veces en la que terminás ganando o te va bien. Estás todo el
tiempo pensando en qué momento vas a cerrar el partido, en un break point te ponés ansioso y eso fue gran parte de todo lo que me pasó el año pasado.

¿El 2014 fue el mejor año de tu carrera hasta el momento?
Fue mi mejor año porque tuve cuatro o cinco meses que conseguí buenos resultados. Obviamente después perdí el foco por varias cosas y me costó. En 2015 empecé con dolores en la espalda y tuve que abandonar en siete torneos
porque me quedaba duro. Paré durante dos meses y cuando volví sentí que mi rendimiento había caído un poco. Cambié de entrenador y perdí muchos partidos que parecía que los tenía ganado y se me iban. La temporada 2016 ya terminé mal, no tenía más ganas de jugar.

¿Cuál fue el problema?
Mucha ansiedad. Cambié el preparador físico y el problema de la espalda se me fue completamente.Nunca más tuve problemas, me sentía jugando increíble… sólo que la cabeza llegaba a un momento de ansiedad que me mataba a la hora de cerrar los partidos. 

“El Topo” lleva ganados cuatro títulos Futures en singles y seis en dobles. Además, en esta última categoría logró un trofeo Challenger en Córdoba 2014 junto al boliviano Hugo Dellien. 

▶️ Lee la nota completa en la tercera edición [Páginas 76 a 79]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *