Entrevista a Guillermo Durán

Su nombre no aparece entre los más relevantes del circuito en la actualidad. Sin embargo, la perseverancia, esfuerzo y dedicación junto al ranking le permitieron ganarse un lugar entre los jugadores argentinos que dijeron presente en Río de Janeiro. Guillermo “Rata” Durán, tucumano de 28 años, charló con Conexión Tenis previo a su participación.

¿Cómo fueron tus inicios en el tenis?
Gracias a mi viejo. Él a los 11, 12 años me empezó a llevar a los clubes, a jugar con sus amigos y ahí arranqué. A los 16 me vine a vivir a Capital Federal y fue un cambio muy brusco llegar de Tucumán a Buenos Aires, pero tuve la suerte que mi familia me apoyó desde el principio. Todavía no terminé el secundario. Hice un año a distancia y me queda otro año o como 10 materias. Eso sí, tengo el título de la Universidad ATP.

¿De dónde surgió el apodo Rata?
Por mi papá. A él le decían “Rata” porque jugaba al rugby y era rápido corriendo. Yo era el hijo “Ratita” y me quedó así.

¿Cómo fue que pasaste de ser singlista a darle más importancia al circuito de dobles?
Estaba entrenando justo en ese momento con Gastón “Pulpo” Etlis que fue doblista y me empezó a inculcar un poco, porque tampoco venía obteniendo buenos resultados en singles. Me dijo que jugando al tenis en dobles iba a poder vivir bien.

¿Cómo planificás tu calendario?
A principios de año planifico más o menos seis meses y después te sentás de nuevo con tu entrenador y armás la otra parte. Obviamente priorizo los torneos más grandes en caso de ingresar al cuadro principal y después me fijo en la superficie de polvo de ladrillo que es donde más cómodo me siento yo y la mayoría de los jugadores argentinos.

Durante tu carrera formaste pareja con Molteni, Zeballos, Andreozzi y Machi González. ¿Con alguno de ellos en particular te sentiste más cómodo?
Con todos. Ahora se dio que jugamos con Machi (González) una gira muy larga porque ya habíamos quedado de antemano. Justamente con él es con quien más jugué por ende es con quien me siento un poco más cómodo ya que nos conocemos mucho dentro de la cancha. Zeballos también me ayudó mucho, tiene experiencia. Cuando empecé me tiraba un par de consejos.

Lee la nota completa haciendo click acá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *